Maria Vancells

Ni miedo, ni pereza, ni vergüenza

Desordenando la felicidad

me encontré con la vida.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.